IMG_9477_iw_ConOtroEnfoque

Ayuda Bodas : Todo lo que necesitas saber para ese gran día

Sabemos lo complicado que puede ser organizar una boda, pero, tranquilidad, tenemos una buena noticia: somos especialistas en ayuda bodas.

1606040263_iw_ConOtroEnfoque

Debéis fijar un presupuesto y decidir qué tanto por ciento de él irá destinado a cada parte de la Boda, por ejemplo: el 30% para el banquete, el 20% para vestimenta y estilismo, 20% para fotografía y vídeo, 10% para decoración, 5% para transporte de los invitados, 2% para las invitaciones de la boda, 2% para agradecimientos y sorpresas, 3% para el oficiante civil o coordinador del día de la Boda (wedding planner) y el resto para los imprevistos que se puedan presentar, como por ejemplo, que el restaurante o alquería que os gusta no esté disponible el día que queréis casaros.

1509270001_iw_ConOtroEnfoque

Lo primero que tienes que saber es cuándo os vais a casar, no sólo la fecha, sino si será una boda de mañana o una boda de tarde.  Lo más recomendable es que toméis la decisión del tipo de ceremonia, cuanto antes. Los enlaces religiosos, piden las partidas de bautismo que es un trámite lento, y en algunos casos has de realizar cursos prematrimoniales. Si tu boda será una ceremonia civil, necesitáis entre otros documentos la partida de nacimiento que en algunas comunidades tarda en llegar. Una vez que tenéis este tema fundamental decidido, lo siguiente es buscar el lugar de celebración: Alquería, iglesia, masía, restaurante, salón, casa privada…

cropped-01-130810791_iw.jpg

11 meses antes de la boda hay que buscar y elegir el fotógrafo especializado en reportajes de bodas para poder reservarle la fecha y no tener que conformarte con un profesional que no es vuestra primera opción. Lo mejor es que os reunáis con la misma persona que irá a cubrir tu boda. Piensa que los profesionales de fotografía y vídeo serán las únicas personas que estén toda la boda junto a vosotros. Estos servicios deben ser una compra reposada, fijaros en el estilo de sus trabajos, en su interés por tu boda y vuestra historia de amor, en su manera de volcarse en vuestro reportaje. Elegir sólo por el precio es un error del que te arrepentirás porque es la única inversión que guardará vuestros recuerdos para volver a sentir las emociones de la boda.

claustro-Capitania-Valencia-Boda-ConOtroEnfoque

10 meses antes hay que empezar a hacer la lista de invitados.  Si vuestro listado de familias y amistades supera las posibilidades de vuestro presupuesto, no tendréis otro remedio que reducirla. Y, no os olvidéis que habrá que empezar a seleccionar las invitaciones de la boda. Una vez ultimada la lista de invitados, unos cuatro meses antes del enlace, es el momento de enviar las invitaciones.

La Luna de Miel también requiere de una planificación detallada. Si sabéis donde os gustaría ir podéis valorar diferentes opciones. Pero, si ya lo sabéis, lo mejor es dejarlo todo arreglado con la agencia de viajes que más confianza os merezca.

7 meses antes de la fecha de la boda, tienes comenzar a pensar en los vestidos de novia y los trajes de novio. Quizá ya hayas visto por internet el vestido de novia de tus sueños o el chaqué de novio de tus desvelos, pero mejor será ir a las tiendas para tocar las telas y planificar con tiempo suficiente los ajustes para evitar imprevistos.

Minena_18_iw_ConOtroEnfoque

Unos tres meses antes de la boda, cuando los invitados confirmen su asistencia, debéis decidir dónde se ubicarán en las mesas de la celebración y con que detalles queréis agradecer su asistencia.

Dos meses antes de la boda habrá que elegir el ramo de la novia que mejor complemente el vestido y también la decoración para la ceremonia y la celebración.  No te obceques en una flor determinada porque viste un reportaje en el que lucía muy bien… un buen profesional te recomendará las flores y plantas que mejor se adapten a la época del año y sus temperaturas.

Otras tareas que hay que realizar y que parece que no tienen mucha importancia, son la de llevar la documentación de la boda a la iglesia o al Registro Civil, hacer las pruebas del menú del banquete, decidir el coche nupcial o comprar las alianzas.

1602120023_iw_ConOtroEnfoque

Unas semanas antes de la boda tenéis que realizar las pruebas de estilismo: peinado, maquillaje, ropa de la pareja. Una actividad que ayuda a desconectar de los nervios de los preparativos del enlace es realizar un reportaje fotográfico o videográfico de pre-boda. Será una buena ocasión para estar pendientes de vosotros mismos y será una experiencia romántica de la que os gustará el resultado.

También unos días antes has de ocuparse de solucionar los detalles imprevistos de última hora. Y si quieres que tus personas más cercanas disfruten de la boda y no deban cargar con la responsabilidad de coordinar a todos los profesionales que participan en la boda, piensa en ellas y liberales de esa carga: contrata a un profesional para la coordinación de la boda.

Deja un comentario